FacebookFacebook   TwitterTwitter   GoogleGoogle

Ferrería de El Pobal

La Ferrería de El Pobal es una joya del patrimonio industrial de Bizkaia. Una vieja fábrica que ha trabajado el hierro durante casi 500 años y que ha llegado hasta nuestros días excepcionalmente bien conservada.

La Diputación Foral de Bizkaia rehabilitó este conjunto y lo transformó en un museo vivo de la siderurgia tradicional, abriéndolo al público en el año 2004.

Con esta actuación se pretendía recuperar un elemento muy valioso de nuestro patrimonio y difundirlo para el disfrute de toda la sociedad.

Pero los objetivos de su puesta en valor iban más allá: el municipio de Muskiz, la comarca y Bizkaia por extensión, ganarían en diversidad y riqueza de recursos turísticos y para el ocio.

El Pobal es un instrumento para difundir la vocación ferrona de Bizkaia, pero también un recurso para la dinamización socio-económica de su entorno.

La Margen Izquierda y Meatzaldea están indisolublemente ligadas al mundo de la industria, con un denominador común que es el hierro.

El pasado industrial y minero ha dejado en la comarca un variado conjunto de restos físicos, un gran caudal recursos que, debidamente gestionados, pueden convertirse en productos culturales y turísticos de calidad.

El Pobal forma parte de este rico legado, junto al Museo Minero, el Marítimo, Rialia o La Encartada. Pero el entorno está plagado de otros muchos vestigios del trabajo industrial: fábricas, hornos, minas, cargaderos, ferrerías, astilleros, ferrocarriles o viviendas obreras. El propio paisaje es sin duda uno de los restos más elocuentes de la intensa labor extractiva a la que se ha visto sometida la cuenca minera.

Todos ellos constituyen un filón cultural y una oportunidad para el empleo y la regeneración económica. Especialmente en estos tiempos en los que observamos nuevas tendencias del turismo en relación con el patrimonio industrial. Es un hecho la creciente demanda cultural en los desplazamientos turísticos, debido en parte a la mejora de los niveles económicos y educativos. Y lo industrial es cada vez más aceptado como un bien cultural.

El turismo industrial suscita cada vez mayor interés y nuestra comarca, potencialmente, tiene mucho que ofrecer en este ámbito. Pero queda un amplio trabajo por desarrollar para crear un destino turístico industrial con una oferta atractiva y debidamente preparada en calidad y servicios.

www.visitenkarterri.com/visitar/museos/ferreria-el-pobal.html